EL Refrigerante como sabemos todos es la base del funcionamiento de un sistemas frigorífico, bien sea aire acondicionado, congelación o refrigeración, sin los refrigerantes no sería posible su funcionamiento.
En el último año se ha disparado el precio de los gases y eso sumado a la tarifa del impuesto hace que el precio por kilo de algunos gases llegue hasta los 153€. Por lo que es primordial garantizar que los sistemas no existan fugas.
Con los mantenimientos preventivos, detectores de fugas en salas de máquinas y otros dispositivos que se pueden añadir a las instalaciones se puede prevenir la fugas de grandes cantidades de refrigerante, abaratando considerablemente los costes de reparación de las instalaciones.